jueves, 20 de julio de 2017

La cabeza en la bolsa


ilustración de Marjorie Pourchet




La historia que os traemos esta semana está escrita por Marjorie Pourchet nos propone a través de un poético texto y unas imágenes simbólicas una historia que habla de la dificultad que podemos tener para relacionarnos con los demás…  La cabeza en la bolsa está editada en la colección A la orilla del viento de la editorial FCE
 
¿Qué significa la palabra “tímida”?
Alejandra: que tienes miedo a hablar
Xavi: cuando tienes novia no te atreves a hablar con ella
Patricia: un niño de mi cole le da miedo estar con la gente
¿Conocéis a alguien tímido?
Ana: en el pasado, cuando yo iba a Infantil había uno de la clase que era tan tímido que era mudo
Nicolás: mi prima Blanca es muy tímida
Martín: ¡yo soy muy tímido!
Manuela: Una vez me metieron en una clase de flamenco y todas me miraban me dio muchísima vergüenza
Didac: Una cosa es ser tímido y otra es sentir vergüenza
Emilio: ¡es lo mismo!
Llevar una cabeza en el bolso es raro… ¿qué es lo más raro que llevan vuestros padres en el bolso?
Ignacio: Mi padre lleva un ordenador
Martín: yo lo que lleva mi padre no lo sé, porque el bolso en el que me gusta mirar es en el mi madre
Emilio: lleva las llaves, un sándwich
Ana: yo le cotilleo el bolso a mi madre porque siempre lleva un caramelo escondido
Nicolás: mi padre no tiene bolso, él lleva riñonera y mi madre lleva siempre un juego de cartas
Alejandra: lleva una barra para los chichones
Mateo: mi madre lleva cacao
Patricia: lleva la cartera y un pintalabios
¿Quién tiene patitos de goma?
Manuela: uno que brilla debajo del agua
Nicolás: yo tengo un patito que se tira pedos
¿Dónde fabrican los patitos?
Ignacio: con plástico en una fábrica
Nicolás: a lo mejor con gomaeva
¿Tocáis algún instrumento?
Ignacio: toco el piano
Mateo: toco el saxofón y el piano
Nicolás: el piano
Fabiola: toco el piano también
Nicolás: toco la batería
Ana: toco la flauta, el piano y la guitarra
Xavi: yo toco el tambor
Manuela: toco el piano que hay en casa
Emilio: el piano es mío
¿Os da miedo lo que digan los demás de vosotros?
Patricia: a mí mi madre me enseñó un truco por si alguien dice algo de mí que no me gusta… “Me entra por un oído y me sale por el otro” y funciona
Ana: a mí antes unos chicos me llamaban “llorica” pero ya no los veo
Ignacio: me da miedo que me llamen feo
Nicolás: mi primo tiene 30 y siempre me llama “canijjo”
Manuela: a mí me dicen “no sabes jugar al futbol” “no corres tan rápido como nosotras”
Alejandra: me llaman “enana” porque dicen que soy la más bajita…
Martín: yo me llamo tonto a mí mismo cuando lloro
¿Cómo se puede vivir con una cabeza en la bolsa?
Lucía: puedes guiarte por los sonidos
Emilio: le haría agujeros a la bolsa sólo para los ojos
Ignacio: si la bolsa fuera transparente podría vivir
Ana: mirando por debajo
Mateo: ahora hay semáforos para ciegos
¿Cómo se puede uno sentir viviendo con la cabeza en la bolsa?
Coral: estará aburrida
Fabiola: agobiada
Juan Pablo: a mí a veces el silencio me gusta
Javi: yo a veces me aburro tanto que me echo a llorar 

Estas son algunas de las reflexiones hechas por los niños que con más o menos calado han sabido recoger toda la simbología que esta historia encierra... y vosotros, ¿os atrevéis?

jueves, 13 de julio de 2017

La conejita Marcela


ilustración de María Hergueta para Kalandraka


La autora que proponemos hoy en el Miniclub fue siempre controvertida, así que no es de extrañar que sus libros también lo sean. Esther Tusquets propone una historia con muchas lecturas, tantas , es que aconsejable llevarse esta historia a casa para seguir hablando de ella… a grandes rasgos podemos decir que en el mundo de La conejita Marcela, sólo hay blancos y negros, cada uno tiene lo que se merece y así será para siempre, ¿o no?

¿De qué creéis que trata esta historia?
Manuel: de un conejo que al final va a hacer el rebelde, va a mirar a los ojos a los conejos blancos y a infiltrarse en su territorio
¿Quién de vosotros se infiltraría en el territorio de los conejos blancos?
Manuel, Javi, Borja, Blanca, Miguel, Héctor, Víctor, Chus, Dani y Lucas
¿Alguno se infiltraría en el territorio de los conejos negros?
Loa: Les ayudaría para que su comida fuera mejor y su agua más limpia
Paula: Yo les limpiaría el agua
Javi: pero eso cómo lo van a hacer, ¡son conejos!, no pueden
Loa: fácil, les invito a comer  de la mejor hierba y a beber de la mejor agua que hay en lo alto de la colina
Javi: Pero si vas al poblado de los blancos siendo negro, luego los negros no te van a dejar quedarte con ellos
¿Qué le pasa a Marcela?
Paula: que tiene un ojo rebelde
¿Ella tiene la culpa?
Javi: Sí, podría esconderlo tapándolo con la pata
Héctor: Debería controlar a su ojo
Los demás niños opinan que no, que ella no tiene la culpa
¿Qué creéis que le ha ocurrido?
Héctor: se dio un tortazo de pequeña
Manuel: a lo mejor se ha movido mucho cuando estaba en la tripa de la madre
Si a vosotros os pisan,¿cómo reaccionáis?
Víctor:  si me pisan me enfado un poco, pero ya está
Héctor: Yo le pego, bueno, espera, si ha sido a posta, le pego, si ha sido sin querer, le pregunto y le doy una oportunidad más
María: le doy una patada
Manuel: Yo le pego
Paula: yo no le diría nada, pero me iría de su lado porque no se pega a otras personas
Loa: le avisaría de que me ha pisado para que tenga más cuidado, pero si lo ha hecho a posta no digo nada, me voy
Javi: a mí me da igual que me pisen, porque no me duele. Pero si sigue, le empujo
Chus: Yo le piso
Lucas: le diría que tuviera más cuidado de no pisar a nadie y saldría corriendo
Gabriela: le preguntaría porqué lo ha hecho
Dani: yo le pregunto
Si fuérais conejos negros, ¿qué haríais?
Javi: me colaría porque no podría resistir la tentación
¿La única forma que tenemos de defendernos es pegando?
Manuel: NO, dejándole mal al ponerle de los nervios
Paula: yo le pediría que me dejar pasar que yo también tengo derecho
Javi: yo le contesto: “Yo lo seré de momento pero tú de nacimiento”
María:  primero sería educada, y si no me hace caso, le empujo
Lucas: Yo le escupo en un ojo
Loa:  intentaría convencerle de que un ratito yo y un ratito él…
Manuel: hay gente a la que no le gusta pegar, son inocentes y no les gusta la emoción de la pelea
Héctor: yo ensayo las respuestas por si me insultan
Martín: yo me colaría
Miguel: si no me dejan, llamo a la policía o a alguien mayor que me ayude
¿Os ha pasado, que viajáis a otro país y está todo al revés?
Paula: en Inglaterra que conducen al revés
Javi: en China es de mala educación abrir los regalos delante de quien te los hace
Miguel: en Japón ponen las letras de arriba abajo
Loa: en no sé qué país escriben de derecha a izquierda, así
¿Por qué Marcela no está a gusto siendo una conejita que puede tenerlo todo?
Loa: porque le dan pena los que no tienen nada
Javi: pena ninguna me dan a mí

 Y hasta aquí puedo contar... pero no puedo evitar preguntaros, ¿quién quiere tenerlo en casa?




viernes, 7 de julio de 2017

Voces en el parque

ilustración de Anthony Browne para Voces en el Parque

Hoy traemos al Miniclub una historia muy especial para mí, durante años la estuve contando con mi compañera Esther a dos voces, lo que nos proporcionó una visión narrativa que se fue enriqueciendo en cada contada, síntoma de que es un libro completo, tanto que la transcripción que hago a continuación tiene una duración de una hora.

Supongo que eso es lo que hace Anthony Browne con los niños, les abre una puerta y les invita a explorar nuevos modos narrativos, algo a lo que muy pocos pueden resistirse pues es este el formato más común que tiene la infancia para leer el mundo. Y este narrador de historias y de imágenes lo sabe.
Aquí os dejo su web oficial:
http://www.anthonybrownebooks.com/

Esta es una historia que se desarrolla en un solo escenario: un parque donde cuatro personas-gorilas diferentes sacan a pasear a sus perros… son dos binomios: madre-hijo y padre-hijo. En cada paseo, vemos a través de ilustraciones y texto el reflejo de cómo es y qué siente cada uno.
La primera voz es la de la mamá de Carlos.
¿los personajes de esta historia os parecen humanos o gorilas?
Celia: las dos cosas a la vez
Cuando llegan al parque, la mamá suelta a Victoria, pero Carlos, su hijo permanece a su lado… Cuando váis al parque, ¿lo que más os gusta es permanecer sentados en un banco?
Tomás: me gusta jugar
Iciar: me gusta montarme en los columpios y jugar con mis amigas
Lucía: jugar con mis amigas
Javi: jugar al futbol en el parque del Oeste
Celia: juego al futbol con Javi
Raquel: yo no juego con ellos, porque mi mejor amiga del cole juega conmigo al escondite
Carlota: yo juego con mis amigos al pilla pilla
Eva: yo juego con Inés y con Iciar que son mis amigas
Tomás: son como trillizas
Claudia: yo ya no juego, hablo con mis amigas pero no te puedo decir ningún tema porque son privados
Teresa: juego con globos de agua
Yun: yo en el parque no juego, en mi casa sí, juego al pilla pilla con mis hermanos
Cata: yo juego al escondite inglés y con mi hermana, pero un día se le rompieron dos dientes
Dani: yo no juego en el parque, juego en un patio de vecinos y un niño me dijo que me iba a pinchar la pelota
Lucas: yo juego en un parque de madera, juego a escalar y a trepar y también con una cuerda que me lleva arriba y abajo, me empuja mi padre y juego con mis amigos y también me voy subiendo por unas cuerditas cuadraditas por las que puedo trepar (una red)
Laila: yo juego en los columpios, pero quiero irme a ver a mis abuelos a la playa para jugar con la pala
¿Os cansáis de jugar?
Niños: ¡No!
Si vuestros padres os llevaran al parque y os obligaran a sentaros en un banco, ¿qué haríais?
Javi: me escapo
Los demás le dan la razón
Lucas: Victoria corre, y Carlos No
¿Qué prefieres ser un perro que corre por el parque o un niño sentado en un banco?
Tomás: prefiero ser un perro
Iciar: yo quiero ser Victoria aunque me huelan el trasero
Lucía: y Yo!!!!
Javi: yo quiero ser un perro que juega
Raquel: yo prefiero ser Victoria
Lucas: yo quiero ser Victoria
Eva: yo prefiero ser una niña que se sienta en un banco, yo no quiero oler traseros
Aquí llega el segundo personaje, un padre que parece tremendamente triste
¿Por qué la madre de Carlos piensa que el parque está lleno de tipos andrajosos?
Laila: porque el señor que está  sentado está enfadado
Dani: o está triste
Iciar: puede estar las dos cosas
Carlota: mi papá cuando está enfadado parece que está triste
Lucas: yo cuando me enfado lloro
Inés: yo cuando me enfado también lloro
¿Cómo consolarías a tu padre si lo ves que se pone triste?
Inés: haría con él lo que más le gustara
Iciar: le daría un beso y un abrazo
Celia: le preguntaría qué le pasa y luego intentaría arreglarlo
Claudia: primero le pregunto, luego le consuelo y luego le llevo a un sitio que le guste
Yun: yo no haría nada
Carlota: a mí me daría miedo
Laila: yo le pediría que se sentara  y le haría así (hace un gesto de caricia en la cara)
Y ¿por qué está triste el papá de Mancha?
Tomás: porque no tiene trabajo
¿Conocéis a alguien que no tenga trabajo?
Dani: mi padre ya lo ha terminado y ahora busca pero no encuentra
Iciar: mi padre trabajaba en la construcción pero ya no había nada que construir así que le hizo una casa a mi tío que está enfrente de la casa de mis abuelos
Inés: mi madre ahora va a trabajar como profesora y si no le gusta, sigue viajando
Iciar: a mi me gusta el trabajo de mi padre, lo que no me gusta es el colegio
Catalina: el trabajo de mi padre mola mucho porque viaje y le dan comida de otros países
Aparece entonces la voz narrativa del niño, Carlos, que lamenta encontrarse sólo en casa otra vez.
Vosotros si os quedárais solos en casa, ¿qué haríais?
Carlota: jugar
Javi: jugaría al futbol
Tomás: me montaría el scalextric para inventarme piezas y también haría un cohete de coca-cola a presión
Raquel: cerraría todas las ventanas, y sacaría el periquito
Inés d: como entre semana no me dejan salir, encendería la tablet, luego llamaría a mi primo para que se viniese a casa a hacer travesuras… me subiría a casa un elefante
Celia: encendería la TV y cuando me cansase, buscaría en los cajones que no me dejan abrir, pero vamos que quedarse solo en casa es ilegal
Laila: tirar cosas por el suelo
Lucas: mojaría todo mi cuarto de baño
Dani: rompería la pared
Inés: Como me sé la contraseña de la caja secreta de mi hermana, y ella no lo sabe miraría todo lo que tiene dentro
Y terminamos con la cuarta voz, la de la hija, se llama Mancha
¿todos utilizáis el parque para lo mismo?
Niños: no
¿es el mismo parque para cada uno de ellos?
Niños: no
¿se lo están pasando bien?
Iciar: hacen volteretas laterales
Laila: los perros saltan
¿utiliza los mismos colores para cada voz?
Tomás: La del papá me asusta están los árboles están cortados
¿Creéis que el ilustrador está haciendo alguna broma con nosotros?
Javi: sí porque los árboles son peras
Lucas: y la estatua lleva calzoncillos
Por ejemplo, cuando están jugando en el kiosko,¿es de día o de noche?
Laila: es de noche por arriba, y por dentro de día
Carlota: cuando me lo paso muy bien no sé si es de día o de noche
¿Cuál de todos los personajes creéis que mejor se lo pasa en el parque?
Niños: ¡Mancha!

Creo que después de sus palabras, poco más puedo añadir que resulte tan brillante, ¿No os parece?



jueves, 6 de julio de 2017

¡Vamos a buscar un tesoro!



El Miniclub hoy trae una de las mejores sagas de la Literatura Infantil. Cuando uno abre un libro de Tigre y Oso sabe que no le defraudarán. Hoy ¡Vamos a buscar un tesoro!
La lectura de cualquier libro de Janosh garantiza que tanto padres como hijos van a pasarlo estupendamente con el texto. Es ideal para primeros lectores pues el esfuerzo que el acto de lectura exige ofrece una grata recompensa... una aventura genial, porque todos sabemos que cuando la lectura entra por la puerta, la cabeza vuela por la ventana.


Dos amigos deciden hacerse millonarios, y ese será el comienzo de esta historia...
Si saliérais a buscar un tesoro, ¿qué os llevaríais? 
Santiago: una pala, un cubo, un detector de metales, un camión
Hugo: Todo
Lucía; Una excavadora
Bettina: Yo me llevaría un detector de metales, una excavadora, agua,un coche y un amigo para pasármelo bien hablando con él
Matías: Un detector de metales, un camión, una excavadora y un cubo.
Claudia: Comida, una tienda de campaña
Jimena: una cama
¿no pesaría mucho?
General: la llevan en un camión
Gonzalo: Una excavadora también, y un burro para que me lleve.
Jimena: una Autocaravana
Matías: una tienda
Hugo: ¿Pero una tienda de ropa o de campaña? 
Ryann: las pinturas
Ana: un detector de oro, de metales, una tienda de campaña, un saco de dormir, dos palas, bueno en realidad, tres, porque también me llevaría a mis padres, una excavadora con remolque donde llevar el oro que voy encontrando
¿Alguna vez habéis encontrado un tesoro?
Darío: yo me encontré un libro debajo de la cama.
Hugo: y un taco de cromos, ¡acuérdate!
Marina: debajo de mi cama me encontré tres euros
Bettina: yo me encontré un regalo que me dio mi amiga que creía que lo había perdido
Noemí; un día debajo del sofá me encontré  10 cts. y una pulsera rosa, y una cosa de la patrulla canina
Santiago: debajo del mueble de la tele me encontré una pelota
Sebastián: debajo de la cama me encontré 100 euros
Ana: un día y luego otro día pero no el día siguiente sino otro... en la arena del colegio me encuentro un céntimo.
Jimena: mi padre se encontró 100 euros en el bolsillo del pantalón cuando la mudanza
¿os gustaría ir con un amigo a buscar un tesoro?
Bettina: me gustaría hacerlo si encontrase un tesoro, si no hay tesoro, no quiero hacerlo
Darío: yo con Hugo
Noemí: yo con Itziar
Si tuvieras todo el dinero del mundo, ¿qué comprarías?
Jimena: ¡¡¡Un erizo!!!
Noemí: ¡¡¡un cachorrito!!!
Santiago: muchísimas equipaciones de fútbol
Sebastián: un Lamborghini
Matías: todos los perros de la patrulla canina
Claudia: un conejo
¿Qué os parece la vida que llevan Pequeño Tigre y Pequeño Oso? ¿Os gustaría iros a vivir con vuestro mejor amigo?
En general no les gusta nada.
Dario: a ver sí, pero cocinar coliflor....sobre todo me gustaría vivir aventuras
Bettina: a mi me gustaría ir con mi amiga Elisa conocer sitios nuevos. Pero estar así tooodos los días, eso no.




miércoles, 5 de julio de 2017

Recomendados


Si este Verano todavía no sabes qué leer, puede que los niños del Miniclub te inspiren: Eric se lleva uno de leche, Daniela quiere pensar cómo piensa el cerebro, a Ainoha le gustan las mates, Candela uno sobre costras porque en verano se hace muchas más... date prisa, corre a la biblioteca ¡no te quedes sin tu libro fressssh!


¡¡¡Felices lecturas!!!!

miércoles, 21 de junio de 2017

Nadarín






Ilustración de Leo Lionni para Nadarín
Sabemos que la temporada está a punto de terminar pero todavía nos quedan algunos libros que compartir, uno de ellos es el que proponemos hoy, un álbum ilustrado que vuelve una y otra vez a las manos de los niños, como las olas de una playa donde nada Nadarín.
Es este personaje de la literatura emblemático dentro y fuera de las escuelas, algo así como una versión infantil moderna de las antiguas fábulas clásicas pero con una gran diferencia: Leo Lionni, que conoce muy bien el mundo de la infancia permite al lector que sea él quien construya sus propias moralejas.
 Esta es una historia en la que todos los peces nadan juntos, independientemente de cuáles sean sus colores,  todos contentos, todos juntos como hermanos, hasta que ocurre algo que deja un solo superviviente: Nadarín…


Estas son algunas de las reflexiones que nos ha suscitado este álbum:
 ¿Alguien ha pensado en que puede perder a algún miembro de su familia?
Gabriel: yo no he tenido que pensarlo, me ha pasado: se me murió mi abuelo cuando tenía tres años
 ¿Y lo entendiste?
Gabriel: No
La muerte es algo difícil de entender
Lluvia: No sé porqué se muere la gente
Daniela: Todo el mundo
Carlos: Menos los Reyes Magos
Lluvia: Son mágicos, por eso no se mueren
Julia: Igual que Papá Noël
Cómo creéis que reaccionó Nadarín, ¿se quedó pensando en una piedra o se echó a nadar?
Julia: nadó mientras pensaba
¿Qué animales piensas que piensan?
Catalina: los perros
Cloe: los monos
Sara Lee: el gato seguro, y la jirafa porque sabe cómo defenderse de un depredador, estira el cuello y echa a correr
Candela: casi todos los animales piensan, los gorilas los que más
Paula: el abejorro porque vuela
Lluvia: la avispa piensa porque hace miel con las flores
Daniela: el tigre tiene que tener un plan para cazar animales
Ainoa: el elefante
Candela: ¡pero si le tiene miedo a los ratones!
Ainoa: pero tiene memoria
Carlos: el zorro piensa porque es un gran cazador
Gabriel: el guepardo, ¡es tan veloz!
Eric: los pájaros
Julia: el caballo
Aitana: el lobo porque caza y todos le tenemos miedo
 ¿Os gustaría ser diferentes? ¿O iguales?  ¿Os gustaría ser un pez rojo o negro?
Aitana: me gusta ser diferente
Julia: Ni negro ni rojo, me gusta ser como soy yo.
Eric: soy un pez rojo y negro… esta pregunta es un poco lío
Candela: que va, está claro, yo soy un pez rojo
Gabriel: Yo soy negro
Carlos: ¡Y yo!
 Catalina: a mí me gusta ser igual que todo el mundo pero también me gusta ser diferente
Ainoa: Negro
Lluvia: sería un pez rojo
Paula: negro, porque es mi color favorito
Sara Le: Negro
Shiam: Negro
Daniela: a mí me gustaría tener los mismos derechos que los demás, pero cada persona es única
Julia: Yo lo mismo que mi hermana
 ¿Creéis que tenéis los mismos derechos que el resto de los niños?
Julia: no, porque si una niña juega al futbol, por ejemplo yo,  no me eligen la primera, ¡nunca!
Daniela: y eso que su entrenador es una entrenadora
 ¿y qué crees que tienes que hacer para que te elijan la primera?
Julia: tengo que ser la mejor de todos, pero un niño aunque sea normal, le eligen antes que a mí
¿qué ventajas tiene ser igual que todo el mundo?
Candela: nadie se mete contigo
Carlos: como todos queremos lo mismo pues hay más de todo
 ¿qué ventajas tiene ser diferente?
Julia: que todo el mundo se llame Julia, ¡qué lío!es mejor que no seamos iguales para que se nos diferencie
Paula: ¡eres como el ojo! ves más que los demás peces

 Estas son las reflexiones que hacen vuestros pequeños filósofos, como todos podéis comprobar no tienen ni un pelo de tontos... ¡nada mejor que una buena historia para que empiecen a pensar!¡nadan igual que Nadarín!